Hidroxicloroquina_COVID

Información importante sobre hidroxicloroquina y COVID-19

Se ha registrado un incremento en la cobertura de medios relacionado con el uso no indicado de la hidroxicloroquina en el manejo de COVID-19, con base en resultados preliminares de estudios independientes en diferentes países. La situación plantea muchas más preguntas de nuestros diferentes grupos de interés.

 

La seguridad de los pacientes es nuestra prioridad

Hasta el día de hoy, no hay suficiente evidencia clínica para sacar conclusiones sobre la eficacia clínica o la seguridad de la hidroxicloroquina en el tratamiento de COVID-19. Los resultados preliminares de diferentes estudios independientes requieren análisis adicionales y estudios clínicos más robustos y amplios para evaluar el perfil de beneficio y riesgo de hidroxicloroquina para el tratamiento de COVID-19.

Actualmente en México, la hidroxicloroquina está indicada solo para el tratamiento de la artritis reumatoide, lupus eritematoso sitémico y discoide, malaria o paludismo.

Cualquier uso de este medicamento para el manejo de COVID-19 es considerado fuera de indicación, es decir off-label (ausencia de una autorización de comercialización para la indicación de COVID-19, incluso cuando se hayan emitido guías y recomendaciones nacionales).

Garantizar la continuidad del suministro

Una de las prioridades más importantes es asegurar la continuidad del suministro para el uso de hidroxicloroquina para las indicaciones actuales.

 

Sanofi está trabajando con las autoridades sanitarias locales y expertos científicos en diferentes países afectados por el brote para investigar el perfil de beneficio y riesgo del paciente de hidroxicloroquina en el tratamiento de COVID-19 y, si lo solicitan los gobiernos locales y/o autoridades sanitarias, para proporcionar el producto en la medida de lo posible.

 

Sanofi frente la pandemia

En Sanofi estamos trabajando desde diversos frentes para ayudar a contener la pandemia de coronavirus COVID-19. A nivel global, estamos trabajando para el rápido desarrollo de la vacuna contra este virus, en conjunto con la Oficina de Desarrollo e Investigación Biomédica Avanzada (BARDA por sus siglas en inglés) del gobierno de Estados Unidos. De igual forma mantenemos un proyecto de colaboración con Translate Bio, una compañía terapéutica de ARN mensajero (ARNm) en etapa clínica, para buscar la vacuna contra este brote. Además, hemos redoblado esfuerzos para estudiar las posibilidades de que nuestras medicinas, incluyendo Sarilumab e Hidroxicloroquina, pueden ser efectivas en el tratamiento para la enfermedad causada por el virus SARS-Cov-2.


Para mayor información o reporte de algún efecto adverso favor de contactar al equipo de Farmacovigilancia al 55 5484 4141, disponible de lunes a viernes de 9:00 hrs. a 19:00 hrs., o a través del siguiente correo electrónico: fv-imed@sanofi.com

  

Importante recordatorio de seguridad acerca de hidroxicloroquina
Los principales efectos secundarios de la hidroxicloroquina se describen en la información del producto. A la dosis diaria recomendada para indicaciones aprobadas, que van desde 200 a 400mg (sin exceder 600mg al inicio del tratamiento) diariamente en adultos para el tratamiento crónico de indicaciones autoinmunes o en función del peso corporal (y sin exceder 1,550 mg base en adultos). En el tratamiento agudo de la malaria, los efectos secundarios más graves de la hidroxicoloroquina son los trastornos oculares después del uso a largo plazo, incluida la retinopatía, con cambios en la pigmentación y defectos del campo visual e hipoglucemia severa, incluida la pérdida del conocimiento (en pacientes tratados con y sin medicamentos antidiabéticos). Los efectos cardiotóxicos son raros, pero también se han observado complicaciones graves de la hidroxicloroquina, que incluyen trastornos de la conducción cardiaca aguda (prolongación del intervalo QT, arritmia ventricular). También se han descrito trastornos neurológicos, hepáticos, graves de la piel y reacciones alérgicas.

La hidroxicloroquina debe usarse con precaución en pacientes que reciben medicamentos que se sabe que prolongan el intervalo QT, como algunos antiinfecciosos como macrólidos, incluida la azitromicina, debido a un mayor riesgo de arritmia ventricular. 

El riesgo y la gravedad de los efectos secundarios pueden aumentar con una mayor posología (dosis) de hidroxicloroquina.

Los profesionales de la salud deben consultar el resumen actual de las características del producto para obtener la información de seguridad más actualizada. Los pacientes que toman medicamentos que contienen hidroxicloroquinia como cualquier otro medicamento, deben seguir instrucciones proporcionadas en el folleto de información para el paciente.

Los pacientes no deben tomar hidroxicloroquina sin receta médica. Siempre deben consultar con sus profesionales de la salud.

General Medicines
Conoce más sobre General Medicines
Diabetes y Cardiovascular
Conoce más sobre Diabetes y Cardiovascular
Sanofi Genzyme
Conoce más sobre Sanofi Genzyme
Consumer Health Care
Conoce más sobre Consumer Health Care
Sanofi Pasteur
Conoce más sobre Sanofi Pasteur

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar tu navegación y recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación. Algunas cookies en este sitio son esenciales y el sitio no funcionará como se espera sin ellas. Al cerrar este mensaje o navegar por el sitio web, usted da su consentimiento para el uso de cookies en este dispositivo de acuerdo con nuestra política de cookies a menos que usted las haya desactivado.

OK